As 8 coisas mais doentias que as celebridades fazem em seus shows

En el mundo de la música se ven toda clase de cosas enfermas, pero hay artistas que encuentran la manera de sorprendernos cuando ya damos por hecho que nada más puede hacerlo como estos genios, o locos, que te mostramos aquí:

8- Lady Gaga

Podría escribirse una enciclopedia con todas las cosas enfermas que ha hecho en su carrera. Una vez tuvo la ayuda de una experta en el arte de vomitar para así llevar las cosas todavía más lejos. Mientras cantaba su cómplice subió al escenario y después de beberse una botella de un extraño líquido de color verde neón, lo vomitó sobre el cuerpo de la cantante. Después de eso se montaron en el toro mecánico y siguió vomitando sobre ella, pero ahora un líquido negro, mientras se tocaban y besaban. Sobra decir que los espectadores estaban enloquecidos.

7- Ozzy Osbourne

Cuando uno de sus fans le arrojó un murciélago, esta leyenda no corrió ni gritó como lo hubiera hecho cualquiera de nosotros. En vez de eso lo tomó cuidadosamente y le arrancó la cabeza de un mordisco, creando uno de los momentos más épicos en la historia de la música. Pocos saben que esta no era la primera vez que el artista decapitaba así a un animal volador, pues antes ya se lo había hecho a una paloma.

6- GG Allin
Esta estrella del punk es uno de los artistas más locos que han existido y sus conciertos eran una verdadera salvajada: Se cubría con sus propios excrementos, pero también se los comía y se los arrojaba al público. Orinaba en el escenario, consumía drogas, dejaba ver sus partes privadas, se peleaba con el público, se automutilaba y a veces hasta tomaba a las mujeres por el cabello y las obligaba a que le hicieran ciertas cosas. Así, al final de cada presentación siempre terminaba drogado y cubierto de toda clase de fluidos corporales.

5- Iggy Pop
Otro de los grandes del punk, era todo un provocador que se cortaba la piel mientras rodaba por el piso, pero lo más desquiciado que hizo fue aquella ocasión en que insultó a una pandilla de motociclistas que estaban entre el público, consiguiendo que lo machacaran a golpes. Y así, hinchado, mareado y sangrante regresó al escenario y terminó su repertorio de canciones. ¡Toda una leyenda!

4- Madonna
Subir al escenario con la reina del pop es toda una experiencia y nunca se sabe lo que puede pasar, como le ocurrió a esta bonita modelo australiana de 17 años, quien estaba bailando junto a la artista cuando a ella se le antojó jalarle su ropa sin previo aviso, dejando que a la modelo se le viera todo frente a las cámaras y la multitud de espectadores. Un acto así es tan fuerte que pudo haber denunciado a la cantante si hubiera querido, pero luego declaró a la prensa “¿Por qué debería demandar a Madonna? ¿Por el mejor momento de mi vida?”  

3- Marilyn Manson
En su caso, más bien son contadas las presentaciones en donde NO hacía cosas enfermas. Uno de sus momentos más memorables fue en 1994, cuando se puso a orinar sobre su público. Otras cosas que ha hecho incluyen quitarse un par de costillas para hacer algo que normalmente sólo los perros pueden hacer, y una vez se puso a planchar una bandera nazi en una de sus presentaciones. La policía llegó a conocerlo muy bien debido a tantos desmanes.

2- Romeo Santos
Al cantante le gusta que lo toquen en el escenario y por eso siempre deja que sus fans suban con él a hacerle lo que quieran, pero una vez se pasó de intenso cuando dejó que una de ellas metiera su mano en sus pantalones frente a miles de personas. Como a las demás, él la invitó a subir y como la vio un poco tímida quiso darle una ayudadita, así que la guió para que acariciara todo su cuerpo. La chica simplemente no podía creer lo que estaba pasando, cuando el artista la hizo que le metiera la mano en los pantalones. Algunos dicen que se pasó, pero así es él ¿Qué otra cosa esperaban?

1- Miley Cyrus

Con tal de probar que ya no es Hannah Montana ha llevado las cosas muy lejos, pero sin duda su momento más sucio fue en 2014 cuando en uno de sus conciertos se acercó provocadoramente a la multitud para que le tocaran todo lo que quisieran, y rápidamente las manos de los presentes se fueron hacia donde ya te estarás imaginando. A ella parecía no molestarle y los fans por su parte estaban muy contentos aprovechando la oportunidad.